Relatos y recetas
Inscribite gratis en mi Newsletter con recetas, tips y novedades.
 
Delicias de la Cocina Rusa lo podes adquirir en www.bajalibros.com o www.amabook.com.ar

Para buscar relatos y recetas ingrese las palabras en el siguiente campo:
   
 
Relatos de Viajes Recetas Lanzamientos Colegas y amigos Colegas y amigos
 

Strudel de Damascos

 

El strudel es una delicia de la repostería centroeuropea. Nacido en Hungría con el nombre de  rêtes y difundido luego en el Imperio Austro Húngaro, hasta llegar a ser hoy: una gourmandise internacional. Generalmente asociado a la repostería austríaca, aunque son bien conocidos los strudel alemanes, de donde toma su nombre que significa en español torbellino, por las numerosas vueltas que da sobre sí mismo en su elaboración. También son muy conocidos los strudel de los países balcánicos, como en Eslovenia y Croacia,  con diferentes rellenos dulces y salados, que constituyen una preparación popular y cotidiana.     Muchas veces por razones de practicidad el strudel se elabora con mas philo  industrial  y no debiera ser así.  En Buenos Aires es difícil encontrar un buen strudel a nivel comercial. Digamos que el más cercano podría ser en la Cumbrecita en las sierras de Córdoba o en algún lugar del País…dónde  un paciente repostero profesional o amateur,  se abandone al placer de elaborarlo. Tratando de imitar las manos fuertes de tantas  abuelas, omi y bobes utilizo una procesadora  familiar para lograrla en pocos minutos.  Adoro!!   prepararlo y mis preferidos son: en invierno de peras y en verano de damascos, como el que hoy les propongo Masa: Colocar en una procesadora : Agua tibia, 50 cc; manteca derretida, 25 cc; 1 clara de huevo;  ½ cdita de sal y  de 180 a 200 g  harina 0000  y procesar hasta formar una masa tierna. Hacer un bollito entre las manos, disponer en un plato y tapar con un hervidor que se calentó al fuego en vacío. Dejar reposar 30 minutos, estirar primero con palote y después con las manos lo más fina posible. Clarificar quitando la espuma a 100 g de manteca derretida que se usará para pintar generosamente todas las vueltas.  Relleno: descarozar 750 g de damascos frescos y dejar las mitades enteras, agregar 100 g de azúcar, 50 g de pan rallado, ½ cdita de canela en polvo.. Mezclar bien, rellenar haciendo un bastón en un costado, enrollarr pintando con manteca. Hornear a 180°C 40 minutos aproximados. Pintar con manteca sobrante, servir tibio, espolvoreado con azúcar impalpable, una bocha de heladod e crema  y decorado con una ramita de canela.

 

Relatos de Viajes Recetas Lanzamientos Colegas y amigos Colegas y amigos
Copyright Otilia Kusmin 1999/2019